«La semana del Medio Ambiente en la Ciudad de Forres”

13.06.24 En virtud de la Ordenanza 334/24, propiciada por la concejala, Mariela Salomé Díaz, y promulgada por la Intendente, Belén Abdala, se procedió a organizar y llevar a cabo «La semana del Medio Ambiente en la Ciudad de Forres”. Se realizó una importante jornada de concientización e intercambio de botellas plásticas, por árboles de sombra, proporcionados por la Dirección de Bosques y Fauna de la provincia. Asimismo, a los vecinos que participaron también les entregaron cactus, bajo el lema «Tú puedes cambiar el mundo».

La misma, se llevó a cabo, con importante convocatoria, en la Plaza Las Américas, este lunes 10, de 9 a 12 hs. En la oportunidad del lanzamiento de la misma, estuvo presente, la Intendente, Belén Abdala y la concejala, Salomé Díaz, y demás de sus pares ediles, funcionarios del DEM y público en general.

La iniciativa, que tendrá carácter anual permanente, establece que «será la que comprenda el 5 de junio fecha en la que se conmemora “El día Mundial del Medio Ambiente”. A los fines de la celebración de la mencionada semana «la Municipalidad convocará a las instituciones en general a la realización de diferentes actividades que contengan los siguientes objetivos: Difundir mensajes valores y consejos referidos al medio ambiente; Alertar a la población sobre cuestiones como la contaminación y la degradación del medio ambiente y trabajar en los barrios con la plantación de árboles en frente de las viviendas».

La concejala Díaz, fundamentó su proyecto en los siguientes términos:

Que la constitución Nacional en el artículo 41 expresa todos los habitantes gozan del derecho de un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano.

Que así mismo la ley Nacional general del ambiente Nº 25.675 establece los presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable, adecuada del ambiente, la preservación y protección de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo sustentable.

Que en 1972 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamo el 5 de junio como el” Día Mundial de Medio Ambiente”, con un doble objetivo: que los gobiernos tomen medidas, y por otro que los ciudadanos conozcan mejor la problemática. La conmemoración de este día reúne a gobiernos, empresas y ciudadanos de todo el mundo en torno al problema ambiental apremiante;

Que los eventos, publicaciones y mensajes en este día se concentran en motivar a las personas y comunidades para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y en el cambio de actitud hacia temas ambientales.

Que los uno de los principales beneficios que brindan los arboles es purificar el aire al liberar oxigeno durante el proceso de fotosíntesis.

Que la temática del plástico es considerado una problemática global y muy compleja de abordar, por lo que se debe proponer disminuir su producción y consumo y promover su reemplazo por materiales biodegradables y manejar adecuadamente sus residuos, optando por la reutilización y reciclaje.

Que nuestra ciudad no está ajena a esta problemática y los vecinos debemos tomar conciencia e involucrarnos en acciones concretas en protección del ambiente.

Que el crecimiento de las ciudades provoca sin lugar a dudas problemas ambientales que van desde la contaminación atmosférica producida por los vehículos hasta las malas condiciones de vida ejemplificada en las urbanizaciones compuesta por grandes bloques de pisos en los que habitamos los seres humanos.

Que es necesario implementar una educación ambiental siendo esta el contrataque pedagógico a la progresiva pérdida del sentido de la naturaleza.

Que los niños y las niñas son quienes están en plena formación y que pensar en contribuir a la educación en defensa del medio ambiente, es aportar desde lo básico a contribuir a un ambiente sano y apto para el desarrollo humano y a ejercer esa carga publica que la constitución nacional desde el año 1994 nos marca: “El deber de preservar el ambiente”.

Que la educación ambiental no es la enseñanza de los conceptos ambientales sino el medio para configurar a través del proceso educativo una nueva ética ambiental.

Que resulta propicio instalar en la ciudad una semana dedicada a conmemorar, pensar, debatir las cuestiones del medio ambiente.

Que contribuir a la formación de una conciencia del cuidado del medio ambiente significa aportar datos, conocimiento, formación, valores en lo que significa la relación y como contribuye nuestro accionar y el de los seres humanos con el ambiente.

Que involucrar una actividad educativa a los niños/as es nada más y nada menos que involucrar a las futuras generaciones en la defensa, preservación y valorización del medio ambiente en un lugar sano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *